Email
Print Friendly
A A A

Economic Research

Multinacionales Latinoamericanas logran estar en los encabezados mundiales

photo of Cemex business operation
Foto cortesía de Cemex
Aunque su casa matriz se localiza en México, algunas de las operaciones de negocios de la gigantesca compañía de cemento Cemex se realizan en Europa, y más de tres cuartos de su fuerza laboral provienen de países diferentes a México. Las acciones de la compañía se negocian en la Bolsa de Valores de Nueva York y es el productor más grande de cemento de Norteamérica.

Las multinacionales de mercados emergentes están robándose la atención de la economía mundial. Ganando campo a las firmas Asiáticas, sofisticadas compañías latinoamericanas se están volviendo gigantes en sus sectores adquiriendo firmas y llegando a fértiles mercados en economías desarrolladas como las de los Estados Unidos y Europa.

La mayoría de los americanos han oído hablar en demasía sobre inmigración y outsourcing. Estos temas políticamente saturados son tan comunes en la televisión o la radio más cercana.

De otro lado, probablemente poca gente ha oído hablar del Grupo Gerdau, Cemex, Telmex, CVRD, y Embraer. Sin embargo, esas compañías son parte de un poderoso pero silencioso fenómeno que está afectando dramáticamente la economía internacional. Estas firmas con base en Latinoamérica están expandiéndose agresivamente hacia los Estados Unidos y otras naciones industrializadas. Las multinacionales latinas—o multilatinas, como son comúnmente conocidas—son parte de un movimiento global de grandes compañías provenientes de economías emergentes que están buscando ganancias y participación en los mercados de países desarrollados, usualmente a través de adquisiciones de compañias.

Esta tendencia reversa el flujo antiguo de inversión de norte-a-sur, de países ricos y desarrollados hacia naciones emergentes. La nueva inversión extranjera directa de sur-a-norte es impulsada por innumerables fuerzas. Para las multilatinas esas fuerzas consisten en un comercio más libre y la liberación de políticas económicas en Latinoamérica, una mayor competencia de jugadores mundiales en mercados locales los cuales fueron alguna vez regulados, la búsqueda por expandir sus mercados, y el fácil acceso a mercados capitales globales.

Creciendo globalmente
Muchos países latinoamericanos, encabezados por México, Brasil y Chile, impulsaron reformas estructurales en los años 90 diseñadas a incrementar el rol del mercado en sus economías. La privatización de empresas que en algún momento pertenecieron al gobierno ha sido uno de los mayores elementos de cambio en estas reformas. De acuerdo a Javier Santiso, director delegado y economista jefe de desarrollo del OECD OCDE(Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) con base en Paris, 20 por ciento de las 500 empresas latinoamericanas más grandes estaban bajo control gubernamental en 1991 pero una década después solo un 9 por ciento estaba en esta situación. Un ejemplo sobresaliente es Embraer, empresa que ocupa el cuarto lugar mundial en la producción de aeronaves comerciales, la cual fue fundada por el gobierno Brasileño en 1969 y convertida al sector privado en 1994.

Related Links
On the site:
Audio icon Play (MP3 7:53)
Podcast Icon EconSouth Now
On the Web:
OECD Development Centre
Jerry Haar's Web page
University of Miami's Center for Hemispheric Policy
Inter-American Dialogue

Mientras tanto, competidores extranjeros han hecho incursiones significativas en Latinoamérica. En 1991 el 27 por ciento de las 500 empresas más grandes fueron compañías extranjeras transnacionales. Ese número subió a 39 por ciento a principios de esta década, dijo Santiso.

La liberalización económica ha facilitado la expansión de las compañías latinoamericanas, y la competencia extranjera en sus mercados locales los ha incentivado a mirar más allá de sus fronteras. De hecho, dice Santiso, las multilatinas más grandes se han vuelto tan internacionales que ya no son realmente compañías latinoamericanas si no híbridos de varias nacionalidades.

Por ejemplo, las operaciones financieras y económicas de la gigantesca compañía de cemento Cemex se realizan en Londres y Madrid y no en Monterrey, México, casa matriz de la compañía. Más de tres cuartos de los 54.000 empleados de Cemex provienen de otros países diferentes a México, de acuerdo con el portavoz de Cemex.

No es sorprendente, Santiso comenta, que las multilatinas como Cemex sean altamente sofisticadas. Conocida como líder en logística, Cemex fue pionera en el negocio de cemento con un servicio de sistema de posicionamiento global que despacha mezcladoras a los sitios de construcción para responder rápidamente a los pedidos, como taxis contestando una llamada.

Cemex, Gerdau, Telmex y Embraer, multilatinas de alta tecnología y capital, "son tan grandes que no pueden arriesgarse a no ser de clase mundial," dijo Jerry Haar, profesor de negocios de la Universidad Internacional de Florida, quien estudia las multinacionales latinoamericanas.

Estas compañías y otras multilatinas han alcanzado ese lugar a nivel mundial en dos etapas, Santiso explica. Primero, durante lo que él llama "la fase de expansión comercial" que duro hasta los años 90, las compañías incrementaron dramáticamente las exportaciones. Consecutivamente, las compañías entraron a lo que Santiso llama la "fase de inversión" adquiriendo compañías y activos estratégicos en el exterior.

Construyendo ladrillo a ladrillo
Compañías de los países "BRIC"—Brasil, Rusia, India y China—más México anunciaron adquisiciones extranjeras totalizando un record de $72 billones de dólares en el año 2006, dice Santiso. Este año el record será probablemente sobrepasado, añadió. Cemex y Gerdau (la productora más grande de acero latinoamericana, con base en Río de Janeiro) realizó grandes adquisiciones en los Estados Unidos y Australia durante la primera mitad del 2007.

photo of a Cemex truck
Foto cortesía de Cemex
 
Hace veinte años, Cemex de México (arriba) produjo menos de $1 billón de dólares en ingresos anuales. Hoy, a través del crecimiento y adquisición de otras compañías de cemento, los ingresos de Cemex son de más de $23 billones de dólares. Embraer (abajo), creada y operada por el gobierno brasileño, llegó a ser privatizada en los años noventa y es ahora la cuarta fabricante de aeronaves comerciales más grande a nivel mundial.
 
photo of Embraer plane
Foto cortesía de Embraer

"Nosotros solíamos pensar en el centro y la periferia," dice Santiso, quien ha estudiado extensivamente multinacionales de economías emergentes. "Ahora el centro es menos y menos el centro y la periferia es menos y menos la periferia. Los tiempos están cambiando y los mercados emergentes multinacionales son parte del cambio."

Cuando la OCDE fue formada en los años 60, el "centro," o los países desarrollados correspondían al 75 por ciento de la actividad económica mundial, dice Santiso. Hoy en día esa participación es de menos del 60 por ciento debido a que las multinacionales están ayudando a empujar las economías emergentes hacia el centro. La inversión extranjera directa, como fusiones corporativas y adquisiciones, de Latinoamérica y del Caribe escaló de un promedio de $18.9 billones de dólares por año desde 1994 hasta 1999 a un promedio anual de $30.4 billones de dólares desde 2000 hasta 2005, de acuerdo con la conferencia de las Naciones Unidas de Comercio y Desarrollo (UNCTAD por sus siglas en inglés).

Esta expansión no está sucediendo sin precedentes. Estas inversiones en el extranjero por parte de firmas latinoamericanas reflejan una tendencia mundial. En 1990, sólo seis economías en desarrollo y de transición reportaron inversión extranjera directa en acciones—el total invertido en todos los años hasta la fecha—de más de $5 billones de dólares, de acuerdo con UNCTAD. Para el 2005, 25 economías en desarrollo y de transición alcanzaron el nivel de $5 billones de dólares. Las naciones Latinoamericanas ubicadas entre los primeros 15 países emergentes del UNCTAD que recibieron inversión extranjera directa en acciones—excluyendo centros financieros extranjeros como las Islas Vírgenes Británicas y las Islas Caimán—fueron Brasil en el puesto número 6, México en el 12, Argentina en el 13 y Chile en el puesto 14.

Multilatinas crecen al estrellato
Las firmas asiáticas encabezan la lista de las multinacionales de mercados emergentes, seguidas por las firmas latinoamericanas, de acuerdo con UNCTAD y otras fuentes. Seis multilatinas estuvieron entre las 25 multinacionales no financieras de países emergentes en el 2004, año más reciente para el cual UNCTAD tiene información disponible. Tres de éstas son de México, dos de Brasil y una de Venezuela. En esa lista de las 25 primeras, Latinoamérica le sigue a Asia, donde están localizadas 16 de éstas.

"En el futuro, el éxito de las corporaciones multinacionales [latinoamericanas] podría igualar al éxito logrado por los mercados emergentes asiáticos y originar adicional éxito de otras multilatinas," escribió Santiso para Deutsche Bank.

Haar está de acuerdo. En particular, él cree que más multilatinas están viniendo a Norte América. Inclusive en tiempos de inseguridad económica, los Estados Unidos es aún el mercado consumista más fértil del mundo, con sistemas legales y financieros estables y predecibles, indicó Haar. Por lo tanto, mientras más compañías latinoamericanas grandes saturen sus propios mercados, más tendrán que mirar hacia el norte, naturalmente.

Al parecer, más multilatinas están en camino porque esas compañías son la manifestación de una tendencia de cambio más fundamental en la base de la economía mundial, dijo Santiso. Más aún, los abastecedores de las multilatinas de hoy podrán algún día seguir estas compañías a través del mundo.

Si bien los principales factores detrás de la globalización multilatina han estado presente por lo menos por una década. La expansión de la inversión extranjera directa de países en desarrollo, como Santiso lo llama, es un fenómeno más reciente. El está estudiando la motivación de las multinacionales de países emergentes para empezar a moverse tan agresivamente en los últimos tres o cuatro años.

La gran diferencia entre los años 1990 y hoy, es que a pesar de sucesos recientes en los mercados crediticios en el mundo, las compañías pueden asegurar financiamiento en términos mucho más favorables porque los diferenciales de las tasas de interes en los mercados emergentes se han acortado y la liquidez ha aumentado. "Así que esas compañías . . . están ahora en posición de lograr sus ambiciones con mucho mas fácil acceso a capital y a mucho menos costo," Santiso dice.

Por ejemplo, JPMorgan, uno de los bancos de inversión más grandes a nivel mundial, está proporcionando $4.6 billones de dólares en financiamiento a Gerdau Ameristeel para la adquisición de Chaparral Steel Co., con base en Texas, por $4.2 billones de dólares, acuerdo anunciado en Julio de este año. Gerdau Ameristeel es el grupo de operaciones de los Estados Unidos de Gerdau. La compañía Cemex aseguró promesas de financiamiento de los principales grupos banqueros internacionales, incluyendo Citibank y el Banco Royal de Escocia, para la adquisición por $14.2 billones de dólares del grupo Rinker de Australia.

Aprendiendo la cultura
Aunque las multilatinas están prosperando y aparentemente lo seguirán haciendo, ellas enfrentan retos.

La política a veces puede interferir cuando las multinacionales desean incurrir en mercados nuevos. En los Estados Unidos, las firmas chinas o del medio oriente son más propensas a enfrentar este problema, dijo Haar, pero en otros casos afloran sensibilidades. En Miami, por ejemplo, una compañía francesa que esta licitando para un proyecto de un túnel ha encontrado problemas porque la compañía tiene trabajos en Cuba.

Regulaciones del Acta Patriótica, reglas Sarbanes-Oxley, y otras medidas también han creado barreras burocráticas adicionales a las multinacionales, señaló Haar. En consecuencia, las compañías deben evaluar si los negocios que ellos están ejecutando merecen el esfuerzo. En la mayoría de los casos, dijo Haar, estas concluyen que sí.

Una forma de ayudar a suavizar los desafíos culturales y políticos de entrar a nuevos mercados es adquirir o asociarse con compañías domesticas existentes, un método de expansión preferido por las multilatinas.

photo of steel bars
El productor de acero Gerdau Group ha tenido un rápido crecimiento fuera de Brasil. La demanda de productos como las barras de acero reforzadas ha crecido rápidamente en los Estados Unidos, y la adquisición de plantas de acero en los Estados Unidos ha reforzado su posición aquí.

Gerdau, por ejemplo, consolida sus adquisiciones internacionales aplicando un conjunto de prácticas y principios llamado el sistema de negocios Gerdau. Establecido por la compañía en el año 2002, el sistema fue diseñado para instituir un "lenguaje común" dentro del grupo de operaciones de Gerdau en 13 países y fomentar el intercambio de conocimiento entre fronteras, de acuerdo con el sitio web de Gerdau.

Más allá de los problemas culturales, expandirse a través de adquisiciones usualmente tiene el mismo sentido para una multilatina que como lo tiene para cualquier otra compañía grande. Como el portavoz de Gerdau hizo ver, construir una nueva fábrica de acero puede tomar de tres a cuatro años, lo cual en muchos casos es mucho tiempo para permitirle a la compañía medir las oportunidades de mercado. Más aún, comprar una compañía le da a Gerdau una base de clientes instantáneamente.

Las adquisiciones han hecho que el grupo Gerdau sea la segunda mini planta productora de acero más grande de Norte América. (Las mini-plantas usan metal chatarra como materia inicial en lugar de hierro mena y carbón usado en los hornos de fundición). Gerdau entró en Norte América en 1989 con la adquisición de la productora de acero canadiense Courtice Steel Inc.

En general, como muchas multinacionales de países emergentes, y multilatinas en particular, el avance global de Gerdau se ha acelerado en el siglo 21. Hoy en día Gerdau opera en 13 países, de cinco en el 2000 y tres en 1990. De las ventas totales de Gerdau al final de los años 90 solo el 10 por ciento fue representación de sus ingresos internacionales. Para el año 2006, las ventas fuera de Brasil representaron el 59 por ciento del total del grupo Gerdau, según el reporte anual de la compañía. La compañía realizó más negocios el año pasado en Norte América—el 46 por ciento del total aproximado de $11.1 billones de dólares en ingresos—que en Brasil, quien contribuyó a un 41 por ciento de sus ingresos.

Entrando al mercado Estadounidense al estilo sureño
La compañía de 106 años entró al mercado Estadounidense a través de la compra de la planta de Ameristeel ubicada en Tampa, Florida, en 1999, estableciendo la base de las multilatinas en Norte América en el sureste (el grupo Gerdau es propietario del 67 por ciento de Gerdau Ameristeel, cuyas acciones se negocian en la Bolsa de Valores de Nueva York.)

Desde allí Gerdau ha construído una presencia substancial en el sureste. En adición a su sede general en Tampa, la compañía adquirió una planta de acero ubicada en Cartesville, Georgia, en el 2002 y una firma de barras de acero en Knoxville, Tennessee, en el año 2006. Gerdau opera una compañía de mallas de acero y una fábrica de puntillas cerca de Nueva Orleáns; tras el huracán Katrina, la compañía abrió adicionalmente una tienda integrada en el área para barras de acero y otros materiales de construcción en acero. La compañía también produce acero en Baldwin, Florida, y Jackson, Tennessee.

Ampliando su audiencia
Como muchas otras multinacionales, Gerdau ha extendido su alcance hacia mercados geográficos y sectores de la industria por medio de una línea de adquisiciones. La compañía entró en el mercado europeo en el 2005 adquiriendo un productor español de acero y entró a Asia en junio de 2007 por medio de una empresa conjunta en el creciente mercado de India.

Solamente en los primeros seis meses y medio de 2007, Gerdau invirtió aproximadamente $4.7 billones de dólares Estadounidenses para adquirir compañías en los Estados Unidos, Venezuela, y México y formar empresas conjuntas en la India y República Dominicana.

El negocio más grande de Gerdau Ameristeel, y el más grande nunca antes realizado por el Grupo Gerdau, fue en Julio de este año cuando la compañía compró Chaparral Steel Co., otra mini planta productora de acero, por $4.2 billones de dólares para incrementar su producción de metal usado en puentes y edificios de oficinas.

Photo of Cemex employees
Foto cortesía de Cemex
Cemex de México ha utilizado las adquisiciones corporativas en los Estados Unidos, Australia, el Reino Unido, y otros países para incursionar a nivel mundial, incluyendo China y su próspero mercado de cemento.

Cemex está siguiendo un camino semejante, para posicionarse como la productora de cemento más grande en Norte América. Al final de los años 80's Cemex era una compañía privada con menos de 10.000 empleados, la mayoría de ellos en México, e ingresos anuales muy por debajo de $1 billón de dólares.

Hoy en día la compañía se comercia en la Bolsa de Valores de Nueva York y generó ingresos de $9.2 billones de dólares en la primera mitad de 2007. Ese número subirá bruscamente debido a que en el pasado Julio Cemex cerró la compra del Rinker Group Ltd. de Australia por $14.2 billones de dólares. Esa adquisición por sí sola incrementará las ventas anuales de Cemex en un 28 por ciento a más de $23 billones de dólares, de acuerdo a Bloomberg. La mayoría de este nuevo negocio estará en los Estados Unidos, donde Rinker genera más del 80 por ciento de sus ventas, de acuerdo a los reportes de las noticias. Esta adquisición también abre caminos hacia Australia y hacia el próspero mercado de cemento en China.

Rinker es tan sólo la última compra de Cemex. En el 2000 la compañía compró Southdown con base en Houston por $2.8 billones de dólares. Desde el 2000 Cemex ha irrumpido en compañías de cemento en Puerto Rico, Tailandia y Trinidad. En el 2005 la compañía aumentó significativamente su presencia en Europa con la adquisición de RMC Grupo PLC del Reino Unido por $5.8 billones de dólares.

Estas adquisiciones han ayudado a empujar el ingreso anual de Cemex de $5.6 billones de dólares en el año 2000 a $18.2 billones de dólares en 2006. Esto también ha traído nuevos talentos a la compañía. De acuerdo con Lorenzo H. Zambrano, jefe ejecutivo de Cemex, en el año 2006 aproximadamente 40 por ciento del grupo de gerencia más antiguo proviene de compañías compradas.

Los secretos de sus éxitos
Más allá de los motivos particulares de las multilatinas, las compañías mundiales están motivadas por las mismas fuerzas que las compañías en expansión en los Estados Unidos, Europa, Japón, u otras grandes economías. Los grupos Gerdau y Cemex, por ejemplo, están explorando nuevas adquisiciones a nivel mundial para ser jugadores a largo plazo en industrias consolidadas.

Para alcanzar su exitoso estado actual, la primera generación de multilatinas ha viajado rápidamente una gran distancia. "Estas compañías estaban en muy, muy mal estado en los años ochenta y noventa, teniendo que gestionar en medio de gran volatilidad—con éticas volátiles, hiperinflación, (fluctuantes) tasas de cambio," Santiso dijo, "para sobrevivir en esos medios uno tiene que ser muy innovador."

Esa experiencia parece estar sirviéndoles muy bien.

Este artículo fue escrito por Charles Davidson, un escritor del equipo de EconSouth, y Stephen Kay, coordinador de Análisis Latinoamericano y del Centro de las Américas en la Atlanta Fed.