Email
Print Friendly
A A A

Economic Research

A pesar de mayores riesgos, el crecimiento de la economía mundial continuará siendo sólido en el 2008.

Los países en desarrollo continúan marcando la pauta para el crecimiento económico mundial, una tendencia que debe continuar en el 2008. Al mismo tiempo, las economías desarrolladas también crecerán, a pesar de que existan riesgos significativos.

Gráfico 1
Proyección del crecimiento del PBI mundial por regiones
Chart Global GDP Growth Forecast
Nota: Asia en desarrollo no incluye China ni la India.
Fuente: Fondo Monetario Internacional y Economist Intelligence Unit

Es probable que la expansión económica mundial que marcó los años 2006 y 2007 desacelere en el 2008, en parte como reflejo de un crecimiento más lento en los Estados Unidos. Sin embargo, de acuerdo a la mayoría de las proyecciones, la economía mundial continuará disfrutando uno de los mejores desempeños de las últimas décadas. La actual expansión mundial no sólo ha sido la más sólida desde inicios de la década del 70, sino que el reciente rendimiento económico ha sido distribuido ampliamente, donde la mayoría de regiones y países muestran un buen desempeño comparado con sus niveles históricos.

En el 2008, los países en desarrollo, especialmente los de Asia, deberán seguir liderando el crecimiento a nivel mundial, mientras que la mayoría de países desarrollados, sin incluir a los Estados Unidos, tendrán probablemente una expansión a una tasa sólida pero menor (ver gráfico 1).

China, por sí sola, podrá responder por un quinto del crecimiento mundial en el 2008, casi tanto como todos los países de Europa Occidental en conjunto. El resto de países asiáticos en desarrollo—definidos por el Fondo Monetario Internacional como los países de Asia excluyendo a Australia, Japón y Nueva Zelanda—deben contribuir con un 15 por ciento adicional al crecimiento del PBI mundial, el cual se espera que iguale a la contribución de Estados Unidos al crecimiento mundial en el 2008 (ver gráfico 2).

Sólidas exportaciones impulsan a las economías en desarrollo
Las exportaciones continúan siendo la principal fuerza impulsadora de las economías asiáticas, sustentadas por un sólido comercio intrarregional y grandes envíos de productos hacia países desarrollados. En gran medida, muchos países asiáticos están contribuyendo cada vez más a su propio crecimiento económico a través del consumo doméstico y las inversiones de las empresas. En China y la India, actuales líderes del crecimiento de la región, la inversión y sus correspondientes ganancias de productividad continúan siendo los más grandes impulsores de la expansión económica.

Related Links
On the Web:
International Monetary Fund Survey magazine
World Bank
Data on international residential property markets

En resumen, el crecimiento asiático probablemente se modere ligeramente en el 2008 en respuesta a una política monetaria ajustada entre los gobiernos del continente, a un crecimiento menos sólido de las exportaciones, y a un crecimiento un poco más lento en China, el cual es responsable por el 40 por ciento del PBI de Asia. Recientemente, el gobierno chino ha tratado de desacelerar la economía del país para evitar un recalentamiento. Suponiendo que los esfuerzos del gobierno tengan éxito, el crecimiento en China probablemente disminuirá en el 2008 pero se espera que todavía continúe en torno al 10 por ciento.

Entre otras economías en desarrollo, Brasil y Rusia están jugando un rol cada vez más importante a nivel mundial. Ellos representan la segunda y tercera economía más grande de los países en desarrollo, colocados después de China y sólo un poco mejor que la India. Tanto Rusia como Brasil son grandes exportadores de materias primas. En Rusia, el petróleo y el gas responden por más de dos tercios de las exportaciones y casi un cuarto de la economía del país, por eso el alto precio de la energía deberá continuar apoyando su crecimiento económico en el 2008. Entre los principales productos exportadores de Brasil se encuentran la soja y los metales, cuyos precios han tenido un fuerte incremento y probablemente continúen siendo las mayores fuentes de ingreso del país el próximo año.

Muchos otros países Latinoamericanos también son importantes exportadores de materias primas y continuarán beneficiándose del auge mundial en materias primas. Por ejemplo, Chile es el principal exportador mundial de cobre, Venezuela y Ecuador son grandes productores de petróleo, y un tercio de las exportaciones de Argentina son productos agrícolas.

Photo depicting global growth
Las economías de los países en desarrollo deben continuar creciendo más rápido en el 2008, aseguran los analistas, mientras que el crecimiento será moderado en los países desarrollados. La economía de la India, alimentada por inversiones, estará entre las que obtendrán mayores ganancias el próximo año.

Un crecimiento moderado en las economías desarrolladas
En Europa Occidental, el próximo año el crecimiento podrá disminuir pero la economía de esa región probablemente  continúe creciendo a su tasa potencial estimada de dos por ciento. Varios años de reformas económicas, tal como las reformas en el mercado laboral, continuarán fomentando el crecimiento de los 13 países de la región del Euro.

Alemania, el mayor exportador mundial de productos en dólares, ha venido gozando de un sólido crecimiento durante los últimos años y está rumbo a continuar con el mismo desempeño en un futuro cercano. La economía de Alemania está ampliamente orientada a las exportaciones, y la fuerte demanda de los países en desarrollo por su maquinaria y equipos continuará fomentando su economía.

La economía del Japón ha crecido fuertemente durante los últimos cuatro años y debe seguir creciendo a una tasa sólida en el 2008. Sin embargo, el ritmo de crecimiento probablemente desacelere en el 2008 ya que las inversiones de empresas, que tuvieron una expansión notable en los últimos años, tienden a ser moderadas.

Los riesgos al crecimiento amenazan en el 2008
Mercados financieros. La inestabilidad del mercado financiero, que golpeó con mucha fuerza a la economía mundial en agosto del 2007, es probablemente el riesgo más importante para el crecimiento en el 2008. Dicha inestabilidad se originó en Estados Unidos en el mercado hipotecario de alto riesgo y rápidamente se propagó a nivel mundial demostrando cuán interconectados se encuentran los mercados financieros.

Las instituciones financieras e inversionistas europeos mantienen una parte significativa de las hipotecas de alto riesgo de Estados Unidos, por eso Europa también sintió el estrés financiero. A pesar de que Japón y China son los dos mayores tenedores de activos financieros de los Estados Unidos, su exposición a las hipotecas de alto riesgo es comparativamente pequeña.

Inflación. El aumento de los precios también será una amenaza a la expansión mundial en el 2008. Después de varios años de un fuerte crecimiento económico, el uso de los recursos productivos se ha expandido en muchos países. Las tasas de desempleo han caído a niveles muy bajos, y el uso de la capacidad instalada se ha elevado notablemente poniendo presión sobre los precios. Esta presión ha creado preocupación en relación a la inflación.

A nivel mundial, los precios de los alimentos también se han elevado considerablemente. Un verano extremamente caluroso y seco ha causado pérdidas en la cosecha de granos en Europa, Estados Unidos y Australia. Como resultado de este impacto, el precio del trigo se ha más que doblado, comparado con el precio del año pasado. Los precios de la carne, la leche, y los productos lácteos también han aumentado, en parte debido al aumento en el costo de alimentación del ganado y al aumento en la demanda de los países asiáticos. Asimismo, la expansión en la producción de biocombustible, que desvía insumos dedicados a la producción de alimentos, ha aumentado los precios del alimento para el ganado tal como el maíz, la soja, y los aceites utilizados en su alimentación.

Los países en desarrollo sentirán más fuertemente el golpe que implica el aumento del precio de los alimentos porque la alimentación representa un 35 a 40 por ciento del gasto de sus consumidores. Alimentación representa más del 60 por ciento del gasto en el África subsahariana, y 30 por ciento en la China, mientras que es sólo el 10 por ciento del gasto en los Estados Unidos.

Los países en desarrollo sentirán más fuertemente el golpe que implica el aumento del precio de los alimentos porque la alimentación representa un 35 a 40 por ciento del gasto de sus consumidores. El rubro alimentación representa más del 60 por ciento del gasto en el África subsahariana, y 30 por ciento en China, mientras que es sólo el 10 por ciento del gasto en los Estados Unidos, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Mientras tanto, los precios del petróleo continuarán elevándose, fomentados por un lento crecimiento de la oferta y un continuo crecimiento de la demanda en China, India y los Estados Unidos.

Un aspecto positivo es que los bancos centrales de muchas economías en desarrollo recientemente han ajustado sus políticas monetarias para mantener la inflación bajo control. Además, se espera que una desaceleración en las principales economías desarrolladas disminuya las presiones inflacionarias en el mundo industrializado. Los precios al consumidor en el 2008 deberán crecer dos por ciento en las economías desarrolladas y un poco más que el cinco por ciento en los países en desarrollo, según el FMI.

Gráfico 2
Contribución al crecimiento del PBI mundial en el 2008
Chart of Contribution to World GDP Growth in 2008
Fuente: Economist Intelligence Unit

Precios de las viviendas. La década pasada ha presenciado un auge en el sector inmobiliario en la mayor parte de países desarrollados y en desarrollo; sin embargo, la llamada burbuja inmobiliaria mundial también representa un riesgo para el crecimiento mundial. En años pasados, el aumento en el precio de las viviendas en Australia, Irlanda, Francia, España y el Reino Unido ha sido mayor que en los Estados Unidos. Así, mientras que los precios aumentaron 124 por ciento en los Estados Unidos entre 1997 y 2006, los precios en el mercado inmobiliario crecieron 194 por ciento en el Reino Unido, 180 por ciento en España, y un exuberante 253 por ciento en Irlanda, comparando el mismo período.

Varios factores deben mitigar las severas correcciones en el mercado inmobiliario de muchos países. Aunque fuertes restricciones a la inmigración y a la planificación urbana en varios países (incluyendo tamaño y disponibilidad de terrenos, y limitaciones urbanísticas) han contribuido en gran parte al aumento del precio de la vivienda, estos mismos factores deberán ayudar a realizar correcciones significativas. Además, la mayoría de países generalmente han evitado ofrecer hipotecas de alto riesgo al estilo de los Estados Unidos y han mantenido estándares de préstamos hipotecarios que deberían ayudar a hacer menos dolorosa cualquier corrección en el mercado inmobiliario. Y aún más importante, en Japón y Alemania, la segunda y tercera economía más grande del mundo respectivamente, los precios de las viviendas han disminuido en los últimos años.

A pesar de dificultades potenciales, la perspectiva mundial se proyecta positiva
Mercados financieros en deterioro, inflación en alta, una potencial corrección en el mercado inmobiliario en las principales economías desarrolladas, y una posible disminución en la demanda de productos extranjeros por parte de los Estados Unidos vienen a representar un riesgo para el crecimiento mundial para el año que viene. A pesar de estos problemas, el pronóstico de la economía mundial para el 2008 es positivo. En promedio, una continua expansión de las economías en el extranjero continuará proporcionando apoyo al crecimiento de las exportaciones de los Estados Unidos.

Este artículo fue escrito por Galina Alexeenko de la sección regional del departamento de investigación del Banco de Reserva Federal de Atlanta. Las estimaciones y proyecciones a nivel internacional representan el consenso del sector privado o multilateral y no las del Banco de Reserva Federal de Atlanta o el Sistema de Reserva Federal.