Dinámica Comercial y China, Parte 3: Una comparación entre Estados Unidos y China

Septiembre 20, 2016

a clothing factory with red spools of thread in the foreground and a female worker in the background

Nota del Editor: Este artículo también está disponible en Inglés y Portugués.

El Comité Federal de Mercado Abierto, en las actas de la reunión realizada el 14 y 15 de junio de 2016, declaró que "la continua incertidumbre sobre el futuro de la política de intercambio comercial de China y los niveles de deuda relativamente elevados en China y en algunas otras economías de mercados emergentes (EME) representaban un riesgo considerable para la estabilidad financiera mundial y el desempeño económico". En la actualidad, es ampliamente reconocido que China se ha convertido en un actor clave en la economía mundial.

El presente artículo complete la serie de tres partes sobre China y el comercio internacional. A diferencia de los dos artículos anteriores, este último compara las relaciones comerciales de China y de Estados Unidos con otros países.1 La primera parte del artículo se centra en el porcentaje de importaciones y exportaciones chinas y estadounidenses desde la perspectiva de aproximadamente 190 países a lo largo del tiempo, y la segunda parte se enfoca en los tipos de bienes comercializados.2

Comercio global con China y Estados Unidos

Las cosas han cambiado mucho desde que el anterior premier chino Zhu Rongji señaló, en 2001, que "a pesar de que China y Estados Unidos compiten entre sí comercialmente, ambos son en realidad socios comerciales". El Mapa 1 presenta una imagen descriptiva de la cantidad de bienes que diversos países de todo el mundo enviaron a Estados Unidos y China en 1980, 1990, 2000, 2003, 2007, 2010 y 2014. Escogimos, nuevamente, los años 1980, 1990, 2000 por ser aquellos que marcan un cambio de década; el 2003 porque es un par de años después del ingreso de China a la Organización Mundial de Comercio; el 2007 por ser justamente el año anterior a la Gran Recesión; el 2010 por ser el año siguiente al fin de la recesión; y el 2014 por ser el último año con el que se cuenta con datos revisados.

El color azul indica que un determinado país ha importado más de Estados Unidos que de China; cuanto más oscuro sea el color azul, quiere decir que, mayor es la brecha en las proporciones. De igual manera, el color anaranjado indica que un país ha importado más de China que de Estados Unidos, y la intensidad del color representa la diferencia en la proporción. (El color blanco indica que no existen datos disponibles para ese país en ese determinado período). Por ejemplo, en 2014, México envió 80 por ciento de sus exportaciones totales a Estados Unidos y solo 1.5 por ciento a China. Efectivamente, como la diferencia entre las exportaciones de México a China y a Estados Unidos es tan grande, México aparece en el mapa con un color azul oscuro.3 De igual manera, el color anaranjado indica que un país ha importado más de China que de Estados Unidos, y la intensidad del color representa la diferencia en la proporción. (El color blanco indica que no existen datos disponibles para ese país en ese determinado período). Por ejemplo, en 2014, México envió 80 por ciento de sus exportaciones totales a Estados Unidos y solo 1.5 por ciento a China. Efectivamente, como la diferencia entre las exportaciones de México a China y a Estados Unidos es tan grande, México aparece en el mapa con un color azul oscuro.

En 1980, solo 11 de 83 países4 comercializaron más con China que con Estados Unidos. Para el año 2014, esta proporción había aumentado significativamente: 70 de 177 países exportaron más a China que a Estados Unidos. Aproximadamente 30 por ciento de los países que exportaron más a Estados Unidos en 1980 terminaron exportando mucho más a China para el 2014: Hong Kong,5 Australia, Liberia, Macao, Chile, Nueva Zelanda, Etiopía, Camerún, Uruguay, Papúa Nueva Guinea, Ghana, Zambia, Tanzania, Qatar, Singapur, Brasil, Malasia, Togo, Perú, Argentina, Indonesia, Tailandia, y Arabia Saudita. Indudablemente, la mayoría de estos cambios ocurrieron después del ingreso de China a la Organización Mundial de Comercio (OMC) en 2001. Clearly, most of these shifts happened after China's accession to the World Trade Organization (WTO) in 2001.

Por el lado de las importaciones, China está mucho más adelante que Estados Unidos. En 2014, 136 países (de 180) importaron más de China que de Estados Unidos. La dinámica comercial ha cambiado radicalmente desde la década de los 80, cuando solo ocho países (de 122) importaban más de China que de Estados Unidos. Considerando estas proporciones, no debe sorprender que el 60 por ciento de países que tuvieron un mayor intercambio comercial con Estados Unidos en 1980 terminara importando más de China hacia el año 2014. Los países que han experimentado un mayor cambio en la dinámica comercial desde los años 80 fueron Myanmar, Vanuatu, Tanzania, Camerún, Paquistán, Madagascar, Togo, Ghana, Brunei, y Paraguay.

Ciertamente, en 2014, los 10 países que recibieron más importaciones de China que de Estados Unidos fueron Corea del Norte, la República Kirguistán (Kirguisia), Tayikistán, Myanmar, Hong Kong, Mongolia, Nepal, Vanuatu, Gambia, Irán, y Macao. La mayoría de estos países son pequeños, son economías abiertas localizadas cerca a China (tal como Vanuatu y Mongolia), tiene fuertes lazos políticos con China (tal como Hong Kong y Macao), o mantienen tensiones políticas con Estados Unidos (como es el caso de Corea del Norte e Irán).

En el lado opuesto, en 2014, los países que importaron más de Estados Unidos que de China fueron Aruba, Canadá, Republica Dominicana, Honduras, San Cristóbal y Nieves, los Países Bajos, Costa Rica, El Salvador, Jamaica, México, Guatemala, Trinidad, Santa Lucía, Barbados, y Las Bahamas. La mayoría de estos países se localizan geográficamente cerca a Estados Unidos (como Costa Rica y Jamaica) o tiene sólidos tratados de comercio con Estados Unidos (como es el caso de México y Canadá).

El Mapa 2 presenta el porcentaje de importaciones que cada país ha venido recibiendo de ambos países: Estados Unidos y China. Como anteriormente, el color azul indica que un país importó más de Estados Unidos que de China para ese año; cuanto más oscuro sea el color azul, mayor será la diferencia entre las proporciones.6 De igual forma, el color anaranjado indica que un país importó más de China que de Estados Unidos, y la intensidad del color representa la diferencia en proporciones.

Por ejemplo, en 2014, Canadá recibió 54.4 por ciento del total de sus importaciones provenientes de Estados Unidos y solo 11.5 por ciento del total de sus importaciones de China. La diferencia entre la proporción importada de China y la proporción importada de Estados Unidos es grande. Por lo tanto, Canadá está resaltada en el mapa en azul oscuro.

Bienes comercializados con China y Estados Unidos

Es importante enfatizar que, conocer el balance comercial entre países no es suficiente para concluir que todos los países del mundo han aumentado sus vínculos comerciales con China a costas de otras relaciones comerciales, incluyendo la de Estados Unidos. La especialización juega un rol importante en el comercio internacional. Generalmente, los países pueden consumir más al especializarse en la producción de bienes basados en sus ventajas comparativas.

Para comparar los diferentes tipos de bienes comercializados con China y Estados Unidos, he creado dos grupos compuestos por una muestra de países desarrollados7 y países en desarrollo.8 En ambas muestras existen países que están localizados en diferentes áreas geográficas y que tienen acceso a diferentes recursos naturales, los cuales son componentes claves de producción y especialización. Al analizar el código del sistema armonizado de 2 dígitos (HS-2) en el 2014, puedo resumir las principales diferencias entre los principales bienes comercializados por varios países en el mundo tanto con China como con Estados Unidos. A estimar los porcentajes de bienes importados y exportados, he descargado información sobre el comercio bilateral del Sistema de la Base de Datos de las Naciones Unidas.

Por el lado de las importaciones, los productos que los países en desarrollo importan más de China son: maquinaria, equipos eléctricos, prendas de vestir, muebles, juguetes, hierro y acero. Algunos de estos bienes (prendas de vestir, juguetes y muebles) son importados solo de China, mientras que otros (como los equipos eléctricos y maquinaria) son importados también de Estados Unidos. Por ejemplo, en 2014, el 4 por ciento del total de importaciones de Australia fue en maquinaria de China y el 2 por ciento fue maquinaria de Estados Unidos. En general, los bienes que los países en desarrollo importan de Estados Unidos son más diversos que los que importan de China. Aquellos productos importados de Estados Unidos fueron principalmente: aeronaves, commodities, alimentos, maquinaria, equipos, combustible, piedras preciosas, químicos, petróleo, equipos médicos, productos farmacéuticos y vehículos.

A diferencia de los países desarrollados, los países en desarrollo importaron una gran variedad de bienes tanto de Estados Unidos como de China. Equipos eléctricos y maquinaria continúan encabezando la lista y a menudo los importan de ambos países en la misma proporción. Por ejemplo, el 2 por ciento de las importaciones de Corea del Sur corresponde a maquinaria de China y el 1.6 por ciento corresponde a maquinaria de Estados Unidos. Al igual que para los países desarrollados, prendas de vestir, hierro y acero son elementos importantes del comercio entre países en desarrollo y China. Además de esto, vehículos, químicos, combustibles, especerías y maquinaria óptica son también bienes altamente demandados. Solo unos cuantos productos son importados exclusivamente de Estados Unidos por los países en desarrollo como los siguientes: combustibles minerales, aeronaves y residuos de la industria alimenticia.

Por el lado de las exportaciones, los países desarrollados exportan hacia China una gran variedad de alimentos (animales, vegetales, lácteos, pescado, sal y cereales) y minerales (petróleo, acero, cobre, semillas oleaginosas, minerales, desechos minerales y cenizas) junto con madera, plástico y aluminio. Los equipos electrónicos, maquinaria y vehículos se exportan tanto a China como a Estados Unidos. A diferencia de lo que sucede con China, los países desarrollados exportan a Estados Unidos vehículos y productos del área médica mientras que solo pocos países (Australia, Nueva Zelanda e Islandia) exportan alimentos.

Tal como se observó previamente con los países desarrollados, las principales exportaciones a China por los países en desarrollo son: alimentos, minerales y residuos minerales. Estos productos no están considerados como principales exportaciones de los países en desarrollo a Estados Unidos; los principales productos de exportación son: prendas de vestir, azúcar, tabaco, té y bebidas. En cambio, madera, tabaco, cobre y equipos eléctricos son frecuentemente exportados tanto a China como a Estados Unidos.

La ventaja comparativa de ambos países

Países de todo el mundo han venido aumentando su participación tanto de importaciones como de exportaciones de productos chinos a lo largo del tiempo a costa de otras relaciones comerciales, como con Estados Unidos. Lamentablemente, no es posible separar cuánto de este comercio ha sido impulsado por tercerización y cuánto por competencia real, pero de una forma u otra, esto podría tener un efecto negativo en la economía estadounidense. Por un lado, la tercerización disminuye las oportunidades de trabajo en Estados Unidos, dejando a los consumidores en una posición ligeramente mejor gracias a una reducción precio/costo; y por otro lado, la creciente competencia hace que las empresas lleven a cabo estrategias de precios más agresivas que podrían reducir los costos de mano de obra o inducir a la salida del mercado.

Si analizamos profundamente el comercio bilateral de cada país, no sorprende ver que China tiene una ventaja comparativa en bienes de trabajo-intensivo mientras que Estados Unidos tiene una ventaja comparativa en la producción de maquinaria de alta tecnología. Mientras que la demanda de China es por alimentos y combustible, tanto de países en desarrollo como en países desarrollados, la demanda de Estados Unidos es por prendas de vestir. Una vez más, es necesario precisar que esta información no distingue cuánto de este comercio es impulsado por la tercerización o por la competencia. Además, algunos de estos bienes importados o exportados de algunos de estos dos países, China o Estados Unidos (como maquinaria y equipos eléctricos) necesitan ser clasificados en cuatro dígitos para evaluar si estos mercados se están complementando o compitiendo entre ellos.

En general, podemos concluir que el comercio internacional ha cambiado dramáticamente en los últimos años, y China se ha convertido en uno de los actores principales.

By Giulia Zilio, asistente de investigación en el Departamento de Investigación Económica del Banco de la Reserva Federal de Atlanta y candidata a Doctor de la Universidad Estatal de Georgia.

1 Las proporciones se calculan utilizando el total de las importaciones/exportaciones del país por año.

2 El primer artículo de esta serie aborda la relación comercial entre China y Estados Unidos desde un punto de vista directo e indirecto. El segundo artículo analiza la relación comercial entre China y el resto del mundo desde la perspectiva de China. Las proporciones son calculadas utilizando el total de las importaciones o exportaciones de China por año.

3 Calculado como porcentaje de exportaciones de un determinado país a China en ese año, dividido entre el porcentaje de exportaciones de un determinado país a Estados Unidos dicho año.

4 Solo 83 países contaban con datos sobre comercio internacional para el año 1980.

5 Hong Kong es considerado el "intermediario" de China.

6 Calculado como el porcentaje de importaciones del país X a China para ese año dividido entre el porcentaje de importaciones del país X a Estados Unidos ese año.

7 Los países desarrollados que he considerado son: Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Alemania, Grecia, Islandia, Irlanda, Japón, Luxemburgo, Países Bajos, Nueva Zelandia, Portugal, España, Suecia, y el Reino Unido.

8 Los países en desarrollo que he considerado son: Argentina, Bolivia, Camerún, Chile, Indonesia, Jamaica, Malasia, México, Marruecos, Nepal, Nicaragua, Nigeria, Panamá, Filipinas, Corea del Sur, Sudáfrica, Tailandia, los Emiratos árabes Unidos, y Zambia.