Email
Print Friendly
A A A

Podcasts


El sistema financiero Mexicano luego de la crisis

Entrevistador: Bienvenidos, estamos hablando con el Profesor Tapen Sinha, que tiene la cátedra AXA en administración de riesgos en el Instituto Tecnológico Autónomo de México, ITAM. El profesor Sinha es miembro de la Academia Mexicana de Ciencias, y actualmente es investigador visitante en la Reserva Federal de Atlanta y Georgia State University. Tapen, gracias por estar con nosotros.

Tapen Sinha: Gracias por invitarme.

Entrevistador: Hoy conversaremos sobre el sistema financiero Mexicano luego de la crisis. Mi primera pregunta es: El sistema financiero Mexicano sufrió cambios muy dramáticos en el último siglo. ¿Podría darnos una idea de lo que ha pasado?

Sinha: Si, México ha tenido una historia de dolorosos cambios en el siglo pasado. La banca era privada a principios del siglo XX. Como bien sabes, en 1907, hubo un pánico bancario en los Estados Unidos que finalmente llevó al nacimiento de la Reserva Federal en 1913. Una consecuencia directa del pánico bancario en los Estados Unidos, que se menciona con menos frecuencia, es la depresión de 1908-09 en México y la Revolución Mexicana. La mayoría de los bancos extranjeros habían dejado México después de la Revolución Mexicana. La creación del Banco de México en 1925 vio el nacimiento de un gran número de bancos privados mexicanos. En 1941, México prohibió formalmente la presencia de bancos extranjeros con una excepción—el Citibank. En 1982, con la gran crisis económica, el gobierno mexicano tomo un paso más: México nacionalizó todos los bancos con una notable excepción—el Citibank. En 1992, cambiaron las reglas en anticipación al Tratado de Libre Comercio y se volvió a privatizar todos los bancos. Privados pero nacionales.

Entrevistador: ¿Qué ha significado el NAFTA para el sistema financiero Mexicano?

Sinha: El Tratado de Libre Comercio estipuló el levantamiento gradual de las restricciones de la propiedad extranjera de los bancos y las compañías de seguros a partir de 1994. Así, en el año 2000, los bancos y las compañías de seguros de los Estados Unidos y Canadá eran libres de comprar hasta el 100% de sus contrapartes en México. Y así lo hicieron el Citibank adquirió Banamex. Para el año 2001, se destacan cinco adquisiciones de Citibank-Banamex, BBVA-Bancomer, HSBC-Bital, Santander-Serfin, Scotiabank Inverlat. Como consecuencia, el 80% del capital bancario mexicano quedó bajo control extranjero. Este tipo de dominación extranjera es poco común en los países de la OCDE con excepción de Nueva Zelanda.

Entrevistador: Se esperaba que con el NAFTA, las reformas del sector financiero resultarían en la implementación de mejores prácticas y mayor eficiencia. ¿Ha sido este el caso?

Sinha: Dos tipos de beneficios se promocionan como consecuencia de la extranjerización de instituciones financieras. En primer lugar, se esperaría que estos cambios traigan una mayor eficiencia. En segundo lugar, se supone que el capital extranjero debía aportar en el momento de una crisis financiera. Hay un par de estudios sobre el tema de la eficiencia. Uno de ellos es el por Rodolfo Guerrero y José Negrín del Banco de México. Ellos mostraron que la eficiencia de los bancos disminuyó entre 1997 y 2001 y luego se incrementó entre 2001 y 2004 resultando en una ganancia global neta en eficiencia nula. Otro estudio realizado por su servidor con un tesista de ITAM, Erick Villareal, muestra que no hay aumento en la eficiencia de las empresas de seguros que han sido compradas por propietarios extranjeros. Las únicas con ganancias en eficiencia fueron las presentadas por pequeñas compañías de seguros nacionales. En lugar de que México sea ayudado por el capital extranjero durante la crisis, el país está proporcionando capital para el sistema de EE.UU. durante la crisis. Eso es la ironia. Por ejemplo, en el año 2009, la única filial rentable de Citibank fue Banamex.

Entrevistador: En los Estados Unidos y Europa la crisis tuvo un gran impacto sobre el sistema financiero. ¿Fue tambien este el caso de México?

Sinha: La respuesta corta es no. México ya había pasado por varias crisis antes del año 2008, en las últimas tres décadas. Esto ha hecho que los bancos y las compañías de seguros sean cautelosos. Por ejemplo, para obtener un préstamo para comprar una casa en México, uno tiene que hacer un pago inicial importante en el orden del 20 al 30% del valor de la casa. Esa valoración no supera más del 80% del precio del mercado. Así, los bancos no están expuestos a más de 50% del valor de mercado de los bienes raíces. Por otro lado, el concepto de préstamos "subprime" simplemente no existe en México. Hace poco, no era posible obtener una hipoteca de interés fijo para las bienes raíces. En los últimos cinco años, el mayor avance en México ha sido la disponibilidad de una hipoteca de tasa fija de 15 años. México también está aplicando los requisitos de Basilea II, para los bancos y para las compañías de seguros. Esto significa que las empresas están en una mejor posición frente a problemas de suficiencia de capital.

Entrevistador: ¿Cuáles son las nuevas tendencias que se están generando en el sistema financiero en México?

Sinha: En México, menos del 25% de la población tiene cuentas bancarias. Por lo tanto, hay un gran potencial de crecimiento de la banca en México. Del mismo modo, la penetración de seguros en México es baja en comparación con otros países de la región. Por ejemplo, el mercado mexicano de seguros no es mayor que el mercado de seguros de Iowa. Desde el 1994, las grandes empresas de electrodomésticos como Elektra y Coppel han recibido permisos bancarios. Elektra ha tenido éxito en la venta de electrodomésticos a crédito. En octubre del año pasado, Walmex recibió la aprobación de la licencia "corresponsal" que permitió tomar depósitos en sus 1400 sucursales en todo México. En los EE.UU., las ventas de Walmart representan el 2.8% del PIB, en México, su homólogo Walmex, es de 2.1% del PIB. 12 millones de mexicanos que viven en los EE.UU. enviaron 21 mil millones dólares a México en 2009. Walmex opera durante 16 horas al día siete días a la semana y 360 días al año. En comparación, los bancos están abiertos de seis a siete horas al día y alrededor de 250 días al año. Por lo tanto, es evidente que las empresas como Walmex tendrán un gran impacto en los servicios bancarios al por menor en el futuro.

Entrevistador: Muchas gracias, Tapen.

Sinha: Muchas gracias a ti.

Entrevistador: De nuevo, hemos hablado con Profesor Tapen Sinha, que tiene la cátedra AXA en administración de riesgos en el Instituto Tecnológico Autónomo de México, ITAM. Con esto, hemos terminado nuestro podcast sobre el sistema financiero mexicano luego de la crisis. Gracias por escucharnos.